Descubrimos si merece la pena o no instalar placas solares en las segundas residencias para ahorrar en la factura de la luz.

Nos encontramos en un momento en el que los precios no paran de aumentar por momentos. Por ese motivo, muchas personas han tomado la decisión de instalar placas solares y de esa forma ahorrar al menos en su factura de la luz.

Si el ahorro se lleva a cabo mediante un modelo de consumo energético que se sustenta en la generación distribuida en la que la energía renovable es el centro y el consumidor se convierte en productor, además se participa en lucha contra el cambio climático y se disminuye la dependencia de combustibles fósiles.

¿Es rentable instalar placas solares en las segundas residencias?

La respuesta es sí. Instalar placas solares en segundas residencias ofrece beneficios, aunque se tienda a pensar en que el consumo de energía en estos hogares sea el mínimo. Damos los motivos por los que es buena decisión:

  • Se gana potencia: con el autoconsumo se añade la potencia generada por los paneles solares a la contratada y así podemos mantener el precio y contar con la potencia necesaria.
  • Se ahorra en la factura: la factura anual de la luz se ve rebajada entre el 40% y 60%.
  • Se obtienen beneficios fiscales: son varios los municipios que brindan una rebaja en el IBI al contar con una instalación fotovoltaica. Sin olvidar las ayudas y subvenciones del Next Generation UE, con las que se puede lograr hasta un 60% del IRPF.
  • Aumenta el valor de la vivienda: debido a que la eficiencia energética aumenta el precio de una casa, una segunda residencia que cuente con una instalación fotovoltaica aumenta su valor.
  • Mínimo mantenimiento: las placas solares presentan una vida útil entre 25 y 30 años y además no necesitan mucho mantenimiento: 3 o 4 limpiezas al año.

A todo esto es necesario añadir la posibilidad de vender los excedentes y ahorrar en la factura del domicilio habitual, ya que se puede compensar con el excedente generado en cualquiera de las viviendas del cliente.

Ventajas de la hucha solar para las segundas residencias

Este producto permite guardar los excedentes que no se pueden compensar a los clientes, en la misma factura en la que han sido generados, pero también en facturas posteriores e incluso compensarlos en las segundas viviendas que sean propiedad del mismo titular.

Estos excedentes se compensarán a precio de mercado y en Lidera Energía no existe compromiso de permanencia ni caducidad de kW. En el momento en el que sean almacenados en la hucha solar, ya podrán ser compensados y controlarlos.

Ahora es posible conseguir una factura a 0 € real gracias a esta compensación.

Lidera Energía te acerca a la hucha solar

Los clientes de Lidera Energía pueden compensar el coste de la luz de todas sus viviendas instalando placas solares en alguna de ellas gracias a la hucha solar. Pueden compensar el sobrante de energía en invierno ya que la radiación solar es menor y se produce un descenso en la generación de energía de las placas solares o, ¡cuando ellos deseen!.

Otras noticias de interés:

Batería virtual, hucha solar, monedero solar: conoce los contratos de luz que te ayudan a ahorrar en la factura al instalar placas solares

¿Cuáles son las principales novedades de la nueva factura de la luz regulada que ha propuesto el Gobierno?